La lucha histórica del pueblo salvadoreño contra Pacific Rim

Ubicación geográfica

El municipio de Cabañas cubre un área de 78,33 km2, y limita al norte y al este con Sensuntepeque, al este con Guacotecti, al sur con Santa Clara, San Esteban Catarina y San Sebastián en el departamento de San Vicente, y al oeste con Ilobasco.

El municipio tiene una población aproximada de 7.796 habitantes. Su clima es tropical seco, con altitud de 361 m.s.n.m. Su población es mestiza e indígena descendiente del pueblo lenca.

Breve historia del conflicto

La oposición del pueblo salvadoreño a las operaciones a cielo abierto realizadas en 2002 por la empresa Pacific Rim con el proyecto El Dorado se fueron fortaleciendo en 2004, y luego de cinco asesinatos en 2009, movilizaciones, amenazas, criminalizaciones, pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para cautelar los derechos, las consultas populares que empezaron en Cabañas y que luego se realizaron en todo el país, se logra que en 2017 la Asamblea Legislativa apruebe la Ley de prohibición de Minería Metálica (Fuentes, 2020).

Para las mujeres esta lucha les ha causado desde amenazas a su vida (Marixela Ramos), el asesinato de jóvenes (hijo de Lidia Urias Leiva) hasta el femicidio de mujeres en proceso de resistencia (Dora Recinos Sorto). Este último sucedió, cuando regresaba de lavar del río, con 8 meses de embarazo es un hecho que demuestra cómo los grupos de poder a través de sus sicarios se ensañan contra el cuerpo de una mujer y un neonato que estaban completamente desprotegidos, con la única intención de quebrar la resistencia de la comunidad organizada.

(OCMAL, 2019)

Territorio Cuerpo
Asesinatos de defensoras, Impactos emocionales, Impactos físicos, Violencia sexual
Territorio Tierra
Militarización del territorio
Territorio Organizativo
Estigmatización organizativa
Actores Agresores
Actores armados al margen de la ley, Empresa minera, Policía
Estrategias de Resistencia
Acciones jurídicas, Alianzas, Iniciativas mediáticas, Movilización
Identidad
Población mestiza
Material de extracción
Oro
Nombre de la empresa y origen
Pacific Rim Mining – Canadá

Impactos del conflicto

  • Territorio Cuerpo
  • Territorio Tierra
  • Territorio Organizativo

  • Territorio Cuerpo

    La violencia generada por el extractivismo en los cuerpos de las mujeres tiene como expresión más grave el asesinato, lo que deja al descubierto el uso del cuerpo de las mujeres (o de sus hijos) como mecanismo de amedrantamiento y terror para la comunidad en general. Son los casos dolorosos de Dora Recinos Sorto y de Lidia Urías.

    El año 2009 para mí fue especialmente complicado, primero porque había mucho miedo, después porque se veía la represión, los asesinatos […] lo más fuerte fue en diciembre, eso se quedó tan grabado en mí porque yo fui al entierro de la compañera Dora y verla en esa situación: embarazada, con seis hijos que dejaba en la orfandad y la impotencia de no poder hacer nada en ese momento, a partir de allí sufro de males […] nerviosos que duran hasta la actualidad […] Luego en el 2012 a otra compañera Lidia le asesinaron a su hijo de manera cruel, para mí fue tan chocante que se me agudizó la enfermedad, nunca he buscado ayuda médica, en esos momentos he sentido el dolor de perder a una compañera con ocho meses de embarazo y a la otra perder a un hijo, es como un cúmulo de emociones que se quedan en una.

    (Vidalina Morales, ADES, 2020)

  • Territorio Tierra

    En la defensa del territorio, durante 2008 y 2009 se producen cinco asesinatos de líderes ambientalistas de la zona de Cabañas, crímenes que en actualidad están sin esclarecer totalmente; esto produjo que muchas mujeres fueran despojadas de sus territorios, obligadas a migrar como es el caso Lidia Urias, que luego del asesinato de su hijo migró a Nicaragua, donde vivió por año y medio, retornando a El Salvador (donde vive actualmente).

    El caso más impactante es el de Dora Recinos Sorto cuya familia, luego de la muerte de esta, se ve obligada a migrar a un territorio lejano y que se mantiene en reserva por seguridad; varios de sus hijos migraron al extranjero, perdiendo el vínculo con su comunidad.

    Marixela Ramos, de Radio Victoria, decide migrar a Alemania, luego de recibir amenazas de violación y muerte contra ella y su hijo (la amenaza la mantiene alejada de sus familiares en el El Salvador). Vidalina Morales también recibe amenazas de muerte, sin embargo, decide quedarse en el territorio hasta la actualidad.

  • Territorio Organizativo

    El Salvador ha sido, históricamente, un ejemplo de entramado social, en el cual sus organizaciones funcionan muy bien cuando se trata de defender su territorio. Durante los diez años que duró el conflicto y posterior aprobación de la ley que prohíbe la minería las organizaciones tuvieron que adaptarse a los cambios.

    Las mujeres, si bien es cierto no tenían organizaciones propias, se articulaban a través de las organizaciones ya existentes como la Asociación para el Desarrollo de El Salvador (CRIPDES), la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica, las organizaciones comunitarias de Cabañas, entre otras.

    Las rupturas familiares por dificultades en el relacionamiento debido a que las mujeres salen a protestar y no se suple su ausencia, lo que se profundiza por el comportamiento machista de sus compañeros de lucha, que se han resistido a compartir liderazgos, ha ocasionado un deterioro psicológico y espiritual que hace difícil sanar las heridas del conflicto.

    Los cuidados entre compañeras han sido mínimos, muchas de ellas nunca recibieron apoyo psicológico o espiritual para sanar las heridas causadas por el conflicto o por las rupturas familiares. Esta es una tarea pendiente en el proceso de sanación de las mujeres.

     

Estrategias de resistencia de las mujeres

La estrategia de los movimientos antimineros utilizó las disposiciones de consulta ciudadana incluidas en el Código Municipal de 2005. CRIPDES organizó cinco consultas a nivel municipal sobre la cuestión minera en el cinturón aurífero del país entre 2014 y 2017, donde el voto fue previsiblemente abrumador, oscilando entre el 98 y el 100 %. Las mujeres participaron activamente, organizando, difundiendo y convocando a una amplia participación.

La Mesa Nacional mantuvo una capacidad de coordinación duradera y una base creciente de apoyo público, especialmente en las comunidades seleccionadas para desarrollo minero.

En principio surge de la idea (de la formación de la Mesa Nacional) de unas pocas organizaciones […] ADES impulsa, desde sus orígenes, este espacio […] la fuerza principal estuvo en nuestra organización para apostarle a esta estrategia de articulación, es así como surge esta Mesa.

Vidalina Morales, ADES, 2021

En 2007 se realiza una primera encuesta de opinión pública en municipios donde se habían dado concesiones de exploración, lo que reveló la oposición (62,5 % mencionó que el país no era apropiado para operaciones mineras), la misma encuesta se repitió 8 años después incrementándose el porcentaje a 79,5 %.

Las mujeres participaron activamente, organizando, difundiendo y convocando a una amplia participación. Las organizaciones ya venían de experiencias de concertación y trabajo organizado desde la época del conflicto armado interno, así que fue relativamente sencillo volver a reactivar esta experiencia y abarcar no solo a cada comunidad, sino también a organizaciones nacionales, regionales e internacionales que apoyaron de manera estratégica.

Organizaciones como ADES promovieron pasantías a lugares cercanos donde ya se tenían operaciones mineras a gran escala, llevando a compañeros y compañeras a ver los impactos reales de la minería metálica con la finalidad de sensibilizar sobre la cuestión, haciendo énfasis en la afectación de la cantidad y calidad de agua y en la vida de las comunidades. La participación de mujeres en estas visitas contribuyó a mejorar su conocimiento en relación con las afectaciones de la minería a tajo abierto.

Desde los orígenes de la lucha hubo una estrategia que nos trazamos, visitar lugares como Valle de Siria en Honduras […], otras minas que han sido explotadas en Guatemala […] la gente salía como indignada, diciendo “si esto pasa aquí qué será en El Salvador que es un país más pequeño” [ …] siendo una de las estrategias que nos planteamos las organizaciones de base, las organizaciones que teníamos trabajo donde estaban los proyectos mineros.

Vidalina Morales, ADES, 2021

La formación de alianzas a nivel local, nacional, regional e internacional fue un proceso duradero, pues la lucha se mantuvo durante diez años. Participaron diferentes tipos de actores, entre ellos la Mesa Nacional, las organizaciones eclesiales, las ONG nacionales e internacionales, las redes locales y nacionales de ciudadanos defensores del ambiente y los asesores nacionales e internacionales que ayudaron a ganar el proceso con el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias (CIADI), organismo del Banco Mundial, que duró seis años.

Nosotros consideramos que fue todo un recorrido que tuvieron las organizaciones sociales y que al final se concretiza en acciones desde la misma iglesia, prácticamente decimos que nosotros les impulsamos, se unieron al movimiento antiminero, creemos que fue la dicha que tuvimos los últimos meses de la capacidad articuladora para alcanzar la ley, donde la iglesia fue clave.

Vidalina Morales, ADES, 2021

Comparte en tus redes


Contáctenos

Elaborado por:

Con el apoyo de:

© 2021 Red Latinoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Sociales y Ambientales. Todos los derechos reservados. Sitio web desarrollado por Nido Interactive.